jueves, 29 de noviembre de 2012

Reseña de Degeneración



En Degeneración nos encontramos con una novela corta (o relato largo, según se vea) de publicación independiente del escritor español David Pardo. Y ya desde la portada, obra de Juapi Ilustración Comic (Juan Antonio Abad), se nos da un adelanto de lo que vendrá, una historia zombi dura y directa, no apta para menores de edad debido a sus escenas (tenía que ser) de gore y violencia extrema.


“La verdad es que nunca fui a ofrecerles mi ayuda. Tampoco ellos me ofrecieron la suya, así que supongo que nos encontrábamos empatados en desconsideración.”


Si bien uno descubre durante su lectura que no ofrece nada nuevo al género, sí reúne los suficientes elementos de calidad y narración, en sus poco más de 50 páginas, para hacer de su lectura un ejercicio bastante agradable y entretenido. La historia está narrada en primera persona, de la boca del protagonista, quien se presenta a sí mismo como un sujeto duro y dispuesto a defender a los suyos, a cualquier precio, ante la amenaza zombi que de buenas a primeras se ha desatado en el mundo enviándolo, directo y sin escalas, al infierno.

En el más puro estilo romeriano, el autor no se detiene con explicaciones o grandes prolegómenos, sino que pasa directamente a narrarnos su visión del apocalipsis zombi y la lucha de un hombre por defender a su familia, lo que a la postre llega a poner en entre dicho su humanidad misma, puesto que en un mundo que sucumbe ante la locura de los reanimados, los sobrevivientes pueden ser igual (o incluso más) peligrosos que los zombis.


“No hay héroes en esta historia, tan solo víctimas y villanos.”

Como oportunamente lo dijera Nietzsche en su momento: aquel que luche contra monstruos debe cuidar de no convertirse en uno, y en medio del apocalipsis de los no muertos esta frase cobra todo su significado. Cuando el mundo se ha convertido en un entorno hostil, la humanidad se vuelve un lujo del que más de uno está dispuesto a prescindir.
Con sus buenas dosis de gore y crítica social, Degeneración hace honor a su nombre, y resulta precisamente eso, un testimonio de la decadencia del hombre como sociedad y civilización. Sin duda, una historia que vale la pena leer.




lunes, 26 de noviembre de 2012

Noticia II



En esta ocasión les caigo con noticia doble. En primer lugar, hace algunas horas me llegó un correo informándome que la Antología Zombie de editorial Endora saldrá a la venta a mediados de enero del próximo año, lo que es genial, puesto que en ella viene mi relato zombie Zantos, la historia de un peculiar detective privado que trabaja en medio de una sociedad que ya se ha acostumbrado a lidiar con los zombies.

En segundo lugar, ya he comenzado a hacerle promoción a mi novela La Espada de Damocles, un thriller policiaco que escribiera hace tiempo y que ya anda buscando editorial que la cobije. Espero muy pronto darles noticias positivas al respecto. Mientras tanto les dejo la liga a su página de Facebook.


Como siempre, saludos y felices lecturas.

jueves, 22 de noviembre de 2012

En el Espejo



Bien, hoy me dieron la gran sorpresa de que mi relato: Los que vinieron de las estrellas, ha sido publicado en el Blog Inquilinos del espejo. Pero no sólo eso, sino que también está acompañado por una fenomenal ilustración de alguien sumamente talentosa (y guapa, no se me puede olvidar), Michelle Sánchez.






Quiero agradecer a Max por la oportunidad, así como al resto de los inquilinos del espejo.

Saludos y felices pesadillas.

miércoles, 21 de noviembre de 2012

Reseña de Antología Z vol. 1



Personalmente me encantan las antologías, me parecen el medio perfecto para enamorarse o reencontrase con un género en particular. En el caso de la literatura zombi, el público latinoamericano no tiene una gran oferta de antologías, lo que sin duda es una verdadera lástima, puesto que realmente hay grandes relatos en algunas de ellas. En esta ocasión en particular dedicare unas líneas a la Antología Z vol. 1 de la Editorial Dolmen, una de las más importantes en el género. 

 

Por su propia naturaleza, toda antología está compuesta por una diversidad de estilos y manejos del lenguaje que difícilmente encantaran a todos los lectores, es normal, una buena antología siempre buscar reunir dentro de sus páginas un amplio espectro de historia más o menos coherentes con un planteamiento general. En el caso de esta antología, la calidad de los relatos es realmente sobresaliente, salvo por un par de excepciones, las historias están tan bien concebidas como representadas, e incluso la mayoría de ellas innovan en el género zombi, llevando sus tramas un paso de más allá de la simple descripción de un apocalipsis de muertos vivientes.

Los relatos que componen la antología son:

El judío, de José Martin Ramiro

Ave Cesar, los que van a morir resucitaran, de Miguel Ángel González Díaz

Tiene mensajes nuevos. Para escucharlos pulse…, de Ángel Villán

El huésped, de Álvaro Peiró Burriel

En el metro, de Álex Gómez

Declaración de un superviviente, de Álex Gómez

No por mucho madrugar, amanece más temprano, de Avelino Marcos

Casi humano, de Paola Fuentes Claramonte

La ultima balada de Xeoglia, de Albert Sanz

Santuario, de Óscar Felipe

¡Clonk!, de Sergio de Marcos

Fragmentos de nuestra muerte, de Santiago Eximeno

El ansia, de Álvaro Fuentes

Floro, de Luis Alonso

Marchitas por dentro, de David Mateo (Autor de la novela Carne muerta y de la que se desprende este relato)

Trabajo inacabado, de Santiago Sánchez Pérez (el querido Korvec, autor de la genial saga del Camino de la Cabra, una de las grandes trilogías del género zombi)

Estoy cambiando…, de Fernando Corvillo Rodríguez

3113, de Óscar de Marcos

Epilogo



Como se ve, tenemos al alcance un gran repertorio de posibilidades de vivir el apocalipsis zombi, desde la perspectiva de gente común y corriente, lo que sucede en el grueso de las historias o desde la perspectiva de una raza alienígena en extinción o la del mejor amigo del hombre. Todo un agasajo,

En lo personal me encantaron la mayoría de las historias, pero definitivamente hay algunas que me sorprendieron enormemente por su originalidad y excelente planteamiento. Relatos como El judío (que no concluye sino hasta el epilogo de la antología), Tiene mensajes nuevos. Para escucharlos pulse…, Trabajo inacabado, Floro y 3113 son imperdibles, y de seguro encantaran a todos los amantes del género y a los que les agradan las buenas historias.

Mención especial me merecen Floro y 3113. En el caso del primero nos encontramos con un relato brutal y crudo con una temática tan fuerte que puede llegar a herir susceptibilidades. No es un relato fácil de leer ni de digerir por su crudeza, y aunque en lo personal no me gustó, ello no me priva de decir que esta genialmente elaborado y contado. Léase bajo su cuenta y riesgo.

Finalmente, 3113, no me encantó, sino lo que le sigue, rara vez me encuentro con una historia en la que se fusionen diversos géneros de manera tan natural y precisa. El relato es un crisol en el que conviven de manera armónica el zombi, la ciencia ficción y el horror cósmico, toda una experiencia que el lector no se puede perder.



Lo mejor

La gran calidad de casi todos los relatos y su originalidad. La genial portada y el estilo ya característico de la línea Z de Dolmen.



Lo peor

Que no ha llegado al público americano (ni esta ni las cinco que le siguen) y que quizá nunca llegue. Una verdadera lástima, pues es una gran obra.

martes, 20 de noviembre de 2012

Sin titulo II



Bien, comienzo con la revisión de la novela que escribiera ya hace algún tiempo. Si todo sale bien, a principios de diciembre la estaría enviando a editoriales.     
¡A dejar las pestañas en el monitor!