viernes, 24 de octubre de 2014

Entrevista en Creatura

Como ya lo he mencionado en una entrada anterior, Su última carcajada es un bolsilibro que los lectores ha hecho grande, y que me ha dado muchas satisfacciones. Entre ellas, que gente como Andrés Ramón Pérez Blanco, del fanzine «Creatura», se tome la molestia de realizarme una entrevista:

De entre los títulos publicados, hasta el momento, por Neonauta Ediciones, a quienes tuve el honor de entrevistar en el pasado CREATURA, una novela me sedujo de forma especial. Y su autor es merecedor de una entrevista. Háganse con la novela por prescripción del Kebran. SU ÚLTIMA CARCAJADA es uno de los libros más amenos, frescos y sinceros que he leído. Porque los libros son también sinceros. Y frescos. Y encima nos regala un relato inédito. Olé por ti Lex Morales.
P. En primer lugar, GRACIAS, por escribir esta pequeña maravilla ¿Cuándo te decidiste a escribir y sobre todo por qué?
R. Muchas gracias a ti por leerla y valorarla tan positivamente. Bien, comencé a escribir hace cerca de once o doce años, nada demasiado serio ni que valiera la pena, pero sin notarlo fui puliendo mi estilo. En el 2012 decidí finalmente probar suerte y envíe un relato a una convocatoria; yo fui el primero en sorprenderme cuando fue elegido, y más todavía cuando a ese le siguieron otros. Escribo porque lo disfruto mucho, porque cada texto es en sí una aventura, a veces muy dura o frustrante, pero una en la cual me gusta adentrarme.
P. ¿Qué hay de verdad y de invención en tu novela?
R. Bueno, es verdad (todo el mundo lo sabe, o al menos los sherlockiano y holmesianos) que Sherlock Holmes es una persona real. Pero aparte de eso, las batallas y la forma en que estas se libraron está retomado directamente de las fuentes historias que consulté para escribir el libro. También es verdad que existió un hombre llamado Joseph Bell y que hay un castillo Turmberg cerca de la frontera francogermana, el resto, digamos que entra en el terreno de la especulación.



Muchas gracias a Andrés y al resto de los chicos de Creatura.

jueves, 23 de octubre de 2014

Reseña: Cuentos del Sótano IV


Cuentos del Sótano es un proyecto literario del que la editorial Endora se vale para dar a conocer una parte representativa de la narrativa breve mexicana, y su cuarta edición es buena prueba de ello.
¿Qué encontramos dentro de esta antología? Un bastante nutrido, aunque a veces irregular, grupo de relatos de lo más variopinto en cuanto a estilo se refiere, en los que sin duda el terror y el realismo predominan en muchos de los argumentos.
La mayoría de los relatos que la componen son bastante breves, a algunos de los cuentos esto les sienta bien, pero para otros no resulta tan positivo, pues su potencial no se aprovecha del todo.
En conjunto, Cuentos del Sótano es una interesante iniciativa que nos permite el dar un vistazo a lo más actual de la narrativa mexicana en forma de relato breve, no obstante, me ha resultado peculiar el hecho de que los géneros abordados están muy centralizados, de modo que nos encontramos mucho terror (en diversas manifestaciones del mismo) y realismo mágico (un género muy latinoamericano), y sí, eché en falta cosas de ciencia ficción, noir, detectivesco, etc.

Es una antología interesante, de buen tamaño y contenido, cuya lectura en general es fluida y resulta atractiva por la gran variedad de estilos y propuestas.

Características
Título: Cuentos del Sótano IV
Autor(es): Varios
Tema: varios
Editorial: Endora
Edición: Primera, rustica
Año: 2012
ISBN: 978-607-9109-79-0
Páginas: 277
Precio: $250 (pesos mexicanos)

Lo mejor
Da un panorama muy representativo de lo que se está haciendo en cuestión de narrativa breve en México. La gran variedad de relatos. Una edición bien hecha.

Lo peor
Como sucede en cualquier otra recopilación, la calidad de los relatos es irregular. Algunos relatos terminan antes de explotar del todo su potencial argumentativo.

sábado, 18 de octubre de 2014

Su última carcajada, una historia de bolsillo que los lectores han hecho grande

Transcurridos ya algunos meses de la salida de mi obra Su última carcajada y tras la buena recepción que esta ha tenido, cosa que me entusiasma y sorprende a partes iguales, me gustaría, a manera de agradecimiento, compartirles la historia de cómo un pequeño relato se convirtió en mi puerta de entrada a la ya muy larga, noble y no siempre bien apreciada tradición del bolsilibro.
La fecha exacta me elude, pero recuerdo bien que a través de la página de Facebook de mi colega y amigo Paulo César Ramírez vi que la en ese entonces recién formada editorial NeoNauta, sacaba una convocatoria de relatos centrados alrededor de la Primera Guerra Mundial. En una primera instancia, por encontrarme enrolado en otros proyectos, dudé en participar, no obstante, tras tener un fogonazo de inspiración, al final opté por involucrarme.  
La idea que tenía en mente, que en ese momento no era más que un muy vago esbozo, consistía en narrar una aventura de Sherlock Holmes durante la Primera Gran Guerra. Claro, Conan Doyle ya lo había hecho, y bastante bien por cierto en el relato que puso fin al Canon Holmesiano: Su último saludo en el escenario. Pero eso, más que desanimarme me dio impulso para hacer mi intento.
Trabajar con el señor Holmes no fue nada sencillo, pues en más de una ocasión parecía que la historia la orquestaba él y no yo, pero como el buen caballero que es, me permitió dirigirlo y la historia pudo llegar a buen puerto. Uno mucho mejor de lo que esperaba, pues tras haberla enviado a la convocatoria, Patxi Larrabe, el editor de NeoNauta, se puso en contacto conmigo para hacerme una propuesta que yo no podía rechazar: convertir ese relato en un bolsilibro que aparecería dentro de su colección “Aventuras de Bolsillo”.
Doblar el tamaño del texto para ajustarlo a los requerimientos de la editorial fue una ardua labor que me llevó a momentos de tensión, frustración y olímpicos bloqueos mentales que me tentaban a mandar todo el proyecto al más recóndito gueto del averno. Pero siendo tan necio como soy y a pesar de las muchas páginas suprimidas de un plumazo y a la horda de figuras, nombres y objetos que se colaron en la trama, el texto definitivo de Su última carcajada se entregó en forma y tiempo.
El resto, como se dice, es historia.









Así que no me resta más que agradecer de nueva cuenta a todos los que con sus comentarios y lecturas han hecho de mi bolsilibro algo muy grande. El señor Holmes y yo les damos las más sinceras gracias.
(si Godzilla lo aprueba, es que hay "razones de peso" para ello)

lunes, 13 de octubre de 2014

Reseña: Zoombi

Para quienes gozamos con el género zombi, libros como Apocalipsis Z y Zombie. Guía de supervivencia, son obras casi canonícas que han contribuido sin duda a que la literatura zombi sea hoy en día lo que es.


      Justo en el punto medio de estos títulos puede catalogarse a Zoombi, la que en su momento (hace tres años) fue una obra que sorprendió por su forma y planteamiento.
      La historia es simple y ya bastante conocida, los zombis se levantan y comienzan a hacer los suyo, siempre en detrimento de la raza humana. En medio de este caos hay un sobreviviente, uno de tantos, nada fuera de lo ordinario pero que se sabe de suma importancia para la supervivencia del hombre.


      La novela gira en torno a las peripecias de este personaje, las cuales nos son narradas a través de las anotaciones que éste va realizando en un diario de campo, cuyo objetivo no develare para no arruinarle la historia a nadie. Y ya que estoy hablando del protagonista, tengo que decir que este puede resultar bastante ambiguo, pues a veces es gracioso, mientras que otras resulta pesado y cerca del final puede resultar un tanto patético. No es necesariamente malo, pues supongo que para algunos lectores esto puede ser un punto a favor, pero en mi caso fue un impedimento para identificarme con él y disfrutar al cien de sus peripecias.


      Cronológicamente hablando, Zoombi fue la sexta novela Z publicada por la editorial Dolmen, y tengo que decir que se nota, y que ésta no ha envejecido del todo bien. No es por ser injusto, pero si comparo a Zoombi con obras como las dos primeras entregas de Los Caminantes, Tom Z Stone o Diario de un Zombi pues ya no resulta tan sorprendente, cosa que no ocurre con Apocalipsis Z, más antigua que todas ellas.
      No me malinterpreten, realmente no se trata de un mal libro, tan sólo que no me resultó tan sorprendente como otros que ya había leído antes, pero que aún así recomiendo, sobre todo para quienes son amantes del género Z.

Características
Título: Zoombi
Autor(es): Alberto Bermúdez Ortiz
Tema: Zombi, apocalipsis
Editorial: Dolmen
Edición: Primera, rustica
Año: 2010
ISBN:
Páginas: 296
Precio: €16.95

Lo mejor
Es una novela entretenida y escrita con buen oficio. Sus personajes, los cuales te gustaran o por el contrario, detestaras.

Lo peor
Si la comparamos con obras de más reciente manufactura no sale muy bien parada, por supuesto, esto no es su culpa, aunque sin duda se nota. Su lenguaje demasiado ibérico, el cual puede dificultar la lectura a extranjeros.

sábado, 11 de octubre de 2014

Entrevista a Luis Guillermo del Corral

LBP: Comencemos con lo clásico. Cuéntanos quién es Luis Guillermo del Corral y cómo es que terminó en esto del noble oficio de juntar letras.

LGC: Pues Luis Guillermo es un juntaletras que nació hace ya un tiempo a la orilla del mar en el norte de España. Alguien que ha vivido en un buen puñado de lugares y visitado otros tantos. ¿Cómo terminé contando historias? Siendo sincero... no lo recuerdo. Tan solo que un buen día me dio por ahí... Y que mis primeros intentos resultaron en genuina porquería que me alegro de que haya desaparecido. En serio. Esos primeros textos eran malos de solemnidad. Ahora... he mejorado, diría yo.
Supongo que si algo me llevó a contar historias fue la impaciencia de aguardar a que otro contara las historias que quería leer yo mismo. Es una razón que suelo dar a menudo y la de más peso.


LBP: Tus dos últimas obras: Vindius y Amadís versan ambas de Espada y Brujería pero cada una con un toque muy particular. ¿Podrías hablarnos un poco de ellas?

LGC: Vindius El Guerrero Del Norte es muchas cosas. Es la historia de un antiguo guerrero cántabro (yo mismo soy cántabro, por cierto) que tiene lugar pocos años después de la 2ª Guerra Púnica. Roma ha derrotado a Cartago y arrebatado todas sus posesiones no africanas. Y hay más peligros que los meramente humanos... Es un intento de predicar con el ejemplo: Que en España hay material de sobra para contar historias de espada y brujería sin recurrir a temas usados por autores anglosajones. España es riquísima en fuentes idóneas para este tipo de historias.
Amadís y El Rayo de Hierro es el intento de emplear a Amadís de Gaula, el personaje de los libros de caballerías, de crear nuevas aventuras con el mismo. En el caso de esta obra concreta quería crear una historia de acción y magia empleando un personaje conocido pero libre de derechos. ¿Qué más libre de derechos que un personaje de una obra medieval?
Y si alguien se lo pregunta: Sí, he leído el Amadís De Gaula


LBP: ¿Hay lugar en este estallido del pulp o neopulp para obras de Espada y Brujería?

LGC: ¡Por supuesto! Hacen falta eso sí, autores... y lectores por supuesto. Pero sí, hay lugar. Y yo pretendo contribuir a ese lugar con mi obra, por supuesto.

LBP: Además de tu obra y del clásico Robert E. Howard, ¿hay algunos otros autores de Espada y Brujería que debamos conocer?

LGC: Vamos a ver.... Fritz Leiber, Michael Moorcock, Karl Edwad Wagner, Clark Ashton Smith... Poul Anderson también ha escrito algo en el género.


LBP: ¿Hay algún otro género que cultives o te gustaría trabajar?

LGC: Space opera, cosas de haber vito la Guerra de las Galaxias de crio. Me gustaría escribir algo del estilo de la saga de los Lensmen.

LBP: ¿Puedes contarnos algo sobre tus próximos proyectos?

LGC: Sin desvelar nada grave, que nunca se sabe... tras acabar una nueva obra de espada y brujería mis planes pasan por escribir algo de ciencia ficción. Pero en el sentido más aventurero, nada hard.

LBP: Finalmente, quiero agradecerte por tu tiempo y por compartir con nosotros tus opiniones. Si tienes algo más que deseas comentarnos, por favor siéntete con completa libertad.


LGC: Encantado de haber respondido a estas preguntas. La espada y brujería puede parecer un género limitado... pero puedo decir con conocimiento de causa que no es así. Solo hace falta saber contar historias, habilidad... y disciplina, esfuerzo y trabajo sobre todo. La inspiración está bien. Pero ¡ay del que no trabaje si pretende contar historias!

sábado, 4 de octubre de 2014

Sherlock Holmes: el hombre que no existía. El plazo se acerca a su fin

¿Qué tienen en común Allan Quatermain, la Sombra, Doc Savage, cierto Devorador de Mundos, H. G. Wells, una dupla de superhéroes bastante famosos, ciertas razas alienígenas que incluyen fieros conquistadores y eruditos parasitarios, alteraciones temporales, un famoso mago y un reconocido ladrón, Harry Dickson, John Carter de Marte, los horrores de más allá de las estrellas de Lovecraft, el Himalaya, Borges, Sherlock Holmes y otras tantas figuras queridas y admiradas por muchos…?

Honestamente no lo sé, ¡pero por Crom y Cthulhu que me gustaría llegar a saberlo! Para ello, el crowdfunding orquestado por el maestro Lem Ryan a través de la plataforma Verkami, tiene que llegar a buen puerto. Y eso sólo va a suceder si suficientes interesados colaboran y difunden el proyecto cuyo interés y atractivo se encuentran fuera de toda discusión.


Sherlock Holmes: el hombre que no existía es un pastiche holmesiano, pulp hasta la medula, creación de Lem Ryan (Francisco Javier Miguel Gómez), uno de los últimos exponentes de la época de oro del bolsilibro español, quien no se ha mantenido ocioso y en fechas recientes nos ha entregado obras como La frati nigra (2013) y la reedición de clásicos de su autoría como Katham y las sombras del caos, La espada de Katham o Cazadores de vampiros.


Por si eso fuera poco, cosa difícil, en el proyecto de financiación de Sherlock Holmes: el hombre que no existía, participa también Sergio Bleda, gran artista a quienes muchos recordamos por sus magníficas ilustraciones en los trabajos de otro de los grandes: Alberto López Aroca.


 Sherlock Holmes: el hombre que no existía es ya casi una realidad, sin embargo, esto no acaba hasta que se acaba, así que si desean colaborar y dar un último empujón a este libro que promete tanto, lean la descripción del proyecto, entren a la plataforma Verkami, aporten y difundan. El señor Sherlock Holmes de Baker Street nos necesita.

Descripción del proyecto
Londres, a comienzos del siglo XX. El escritor Herbert George Wells, padre de la ciencia ficción moderna, es invitado a participar en una sesión de hipnotismo en la que Sherlock Holmes intenta averiguar la verdad sobre un hombre amnésico que dice llamarse Jorge Luis Borges y que le ha pedido ayuda. Durante la ceremonia, dirigida por el eminente psiquiatra Sigmund Freud, el enfermo hace revelaciones que dejan a todos desconcertados y convencidos de su irremediable locura, pero, una vez acabada ésta, Borges es secuestrado por unas extrañas criaturas.

Viajes en el tiempo, seres extraterrestres, conspiraciones internacionales, y una amenaza venida de lo más profundo del espacio que hará tambalear a la propia realidad. Además de héroes tales como Doc Savage, La Sombra, Allan Quatermain, John Carter de Marte... Y, sí, también uno que proyecta una sombra de murciélago, y otro vestido de rojo y azul capaz de volar. Y un espantoso devorador de mundos. Y, por supuesto, sadritas, muchos sadritas, aunque algo diferentes a los que conocéis, emparentados éstos con bestias surgidas del imaginario de Lovecraft.

sábado, 20 de septiembre de 2014

Reseña: Rancho Drácula

Como uno de los miembros de esta nueva generación de bolsilibros, resulta un gusto personal el poder conocer la obra de los grandes maestros que nos han precedido y que realizando esfuerzos verdaderamente titánicos lograron crear un legado de enorme riqueza. Por desgracia, tanto el tiempo como el espacio han jugado en nuestra contra y muchas de esas obras bolsilibrescas se han perdido o nunca han podido cruzar el océano y llegar hasta nosotros.
2014 está resultando un año muy importante e interesante para el pulp (o neopulp, de acuerdo al maestro Lem Ryan). No es que antes el género que no es género se encontrase fuera de escena, me consta que ya antes de esta fecha varios autores y editores, pienso en Alberto López Aroca y la gente de Dlorean por ejemplo, mantenían encendida la llama desde su particular trinchera. No obstante, este año ha significado un verdadero estallido de propuestas y obras de marcado carácter pulp que han colocado a éste no género en primera línea.


Corriendo el riesgo de ser un tanto injusto, de entre todas las obras y proyectos que han visto la luz recientemente, sólo hablaré en esta ocasión de la vertiente bolsilibresca de este «bum pulpero». Para los entendidos en el tema, auténticos arqueólogos de librerías de viejo y mercadillos de segunda mano, cuyo entusiasmo es tan increíble como inspirador, nombres como Ralph Barby, Lem Ryan, Curtis Garland o Silver Kane, constituyen la cima del panteón de la literatura de a duro, grandes autores que poco a poco han sido rescatados, conocidos y reconocidos gracias al impagable esfuerzo de estos arqueólogos del pulp en formato de bolsillo.
En una oportunidad futura espero poder hablarles de las reediciones que la editorial Dlorean ha hecho de la obra de Lem Ryan, pero en esta ocasión quiero exponerles mis impresiones respecto al regalazo que ediciones Darkland nos ha hecho al sacar nuevamente a la luz dos de los bolsilibros clásicos imprescindibles: El fantasma de Baker Street de Curtis Garland y Rancho Drácula de Silver Kane.
La reseña de la obra de Garland me la reservaré para otro espacio una vez que concluya su lectura (que estoy disfrutando bastante, tengo que admitir), así que entremos ya sin dilación al único rancho en toda la unión americana que tuvo el honor de tener entre sus muros el verdadero ataúd del vampiro más emblemático de la literatura.
La premisa del bolsilibro de Kane, de extensión más larga que la estándar para ese tipo de entregas, es tal cual la he mencionado ya, la adquisición por parte de un rico minero de una reliquia del Conde Drácula, nada menos que el ataúd que albergó su cuerpo no muerto. Esta extravagante adquisición y su traslado a un apartado rancho van a desencadenar una peculiar serie de eventos, en los que los protagonistas se verán inmersos sin remedio.


Página a página vemos cómo alrededor de Rancho Drácula y su extraña reliquia se desata la ambición, la venganza, la maledicencia, la lealtad y el honor. Todo ello siempre bajo la sombra del vampiro, el cual parece en todo momento estar a punto de entrar en escena para hacer lo mejor que sabe hacer.
Rancho Drácula es la primera obra de Silver Kane que tengo oportunidad de leer y esta basta y sobra para reconocerle su calidad como narrador, pues demuestra ser muy hábil no sólo en la recreación de escenarios, haciendo que el lector realmente se ubique en la época y escenarios, sino también en el despliegue y desarrollo de personajes, auténticos hombres y mujeres del viejo oeste con virtudes y defectos y una ambivalencia que provoca con muy buen tino el que el lector no sepa muy bien siempre por dónde vendrán los tiros.
No soy, y creo que nunca lo he sido, muy aficionado al western clásico, esto es, a historias en las que el bueno (o buenos) se enfrentan al malo (o malos) en un duelo con revólveres, el cual por lo general termina con el héroe cabalgando hacia el horizonte con el sol ocultándose como telón de fondo. Sin embargo, y por extraño que esto parezca, la variante del Weird West sí que me gusta. Será porque disfruto de los anacronismos y de las bestias y seres mitológicos en un entorno y época que no les corresponde pero que sin duda les ajustan muy bien. Ejemplos cinematográficos de esta vertiente del western hay varios, algunos que me vienen a la mente en este momento son: Wild wild west (1999), Rango (2011) Tremors IV (2004) o Volver al futuro III (1990). En el terreno literario nos encontramos con obras como: La rata gigante en el oeste y Cuatreros de Venus, ambos del mitógrafo creativo Alberto López Aroca, a quien volveré más adelante: así como Cazadores de vampiros de Lem Ryan o Reward, de mi hermano de letras Paulo César Ramírez, cuya lectura tengo pendiente.
¿Vale esto para decir que Rancho Drácula es un bolsilibro de temática Weird West? Bien, dado que nos encontramos ante una obra tan peculiar como su misma trama, me temo que el colocar o no dicha etiqueta a los acontecimientos que suceden en la obra podría revelar más de lo que es prudente decir respecto a ella. Por lo que dejo al lector el decidir la cuestión. Eso claro suponiendo que le resulte necesario, pues más allá de ello, Rancho Drácula es una novela que vale, y mucho, por sí misma.
El bolsilibro viene acompañado por un prólogo/estudio introductorio muy ilustrativo escrito por el ya mencionado López Aroca, el cual es una magnífica carta de presentación de la obra que antecede. Finalmente, Rancho Drácula viene coronada por una muy buena portada en tonos negros y rojizos y un puñado de ilustraciones que retratan momentos puntuales de la trama, todas ellas obra de Juanma Cañada Aguilera, ilustrador de mucho talento que ha resultado una grata sorpresa conocer. Y todo ello por un precio de diez euros, lo que una vez más viene a demostrarnos que lo bueno no tiene por qué ser necesariamente costoso.
Me gustaría terminar diciendo que todo es perfecto con esta edición y que uno disfrutará enormemente su lectura. Y aunque es cierto que leer Racho Drácula es un auténtico placer, tengo que señalar ciertos fallos en el texto que lo empañan un poco: la ausencia de algunos acentos y signos de puntuación, una sangría algo larga, guiones de dialogo mal colocados, algún punto después de un signo de interrogación y detalles similares, que aunque no entorpecen la lectura, le restan algo de mérito a lo que por otra parte es una edición muy bella de una gran bolsilibro. Esperemos que en una reedición posterior estos detalles se pulan, pues la obra lo merece.

Características
Título: Rancho Drácula
Autor(es): Silver Kane (Francisco Gonzáles Ledesma)
Tema: Bolsilibro
Editorial: Darkland
Edición: Primera, rustica
Año: 2014
ISBN: 978-84-942819-0-7
Páginas: 191
Precio: 10€

Lo mejor
Buenos personajes y un buen, aunque mañoso, argumento que explica muy bien el por qué los entendidos piensan que Rancho Drácula es una de las grandes obras del pulp bolsilibresco. Su portada y las ilustraciones interiores.

Lo peor

Errores de corrección y ortografía a lo largo del texto, una tendencia que parece extenderse últimamente y que en modo alguno se puede justificar. 

martes, 19 de agosto de 2014

Noticias de Agosto

Hace mes y medio que se puso a la venta mi bolsilibro de temática holmesiana Su última carcajada, el último de cuatro propuestas de la colección Aventuras de Bolsillo de la editorial NeoNauta.
Transcurrido este tiempo, no podría estar más contento y satisfecho por los resultados, pues durante el mes de julio mi obra se colocó entre lo más vendido en las librerías Cyberdark y Estudio en Escarlata, compartiendo el honor con títulos y autores de pulp y bolsilibros cásicos como Lem Ryan, Curtis Garland o mi amigo y maestro Alberto López Aroca.



Y aun hoy, a mediados de agosto, el honor continúa, pues Su última carcajada sigue en la lista de lo más vendido en Cyberdark. Ante esto sólo puedo dar las gracias, tanto a Patxy Larrabe y Esteban García de NeoNauta, como a todos y cada uno de quienes se han hecho un ejemplar del libro, de verdad, muchas, muchas gracias.
Otra buena noticia que me gustaría compartirles es que en las próximas semanas, tal vez un mes o dos, será publicada la antología Calabazas en el Trastero: Steampunk, donde vendrá incluido mi relato Mechanomikón, en donde se mezcla lo fosco con el steampunk y un par de guiños de esos que me gusta poner de vez en vez.
Finalmente, y si todo sale bien, en septiembre es probable que salga otra recopilación en la que participo, pero de la que por el momento no puedo dar más detalles, pero que estoy muy seguro será del gusto de varios por su propuesta y la calidad de los textos que la componen.

De momento es todo, nos leemos la próxima vez…

viernes, 4 de julio de 2014

Su última carcajada


Hoy 4 julio sale al fin a la venta oficialmente mi nuevo libro: Su última carcajada, un pastiche sherlockiano en formato bolsilibro, editado por la editorial NeoNauta Ediciones.
Hay muchas razones al respecto por la que me encuentro muy emocionado, pero de las más es el gran apoyo y difusión que mi texto ha tenido en diversos lugares. Incluso antes de que la editorial hiciera el anuncio oficial de la existencia del libro, éste y se mencionaba en algunas partes y hoy quiero compartir con ustedes los links a las páginas que amablemente me han dedicado un espacio y palabras para dar a conocer Su última carcajada. 









Todos los ejemplares que se adquirieron durante la preventa ya están de camino a su nuevo hogar, pero para quienes todavía no lo adquieren, pueden hacerlo en le librerías Joker, Cámara, Cyberdark y en la tienda en línea de NeoNauta. También podrán adquirirlo en la fiesta de NeoNauta ediciones que se llevará a cabo el próximo jueves 10 de julio en la librería Cámara en Bilbao a partir de las siete de la noche.

martes, 17 de junio de 2014

Publicación de Su última carcajada

Por fin se revela la que será mi próxima publicación gracias a NeoNauta ediciones, un pastiche sherlockiano en formato bolsilibro. Aquí el anuncio oficial:

“Y, aunque era un secreto a voces, desvelamos y ponemos en preventa por fin nuestro cuarto bolsilibro: "Su última carcajada", de Alejandro Morales Mariaca. ¿Queréis saber de qué va?
"Abril, 1918. Mientras miles de soldados se dejan la vida en el Frente Occidental, cerca de la frontera franco-germana un oscuro hombre que no debería existir teje en la sombra sus propios planes para el mundo.
Ignorantes de ello, el sargento Lacroix y sus Bufones, ayudados por un espía de lo más extravagante, tendrán que atravesar las líneas enemigas en un intento por desentrañar los misterios que se ocultan tras los muros del castillo Turmberg. ¿Lograrán llegar a tiempo de salvar no solo el destino de la guerra, sino el de toda la humanidad?"

¡EL MEJOR MISTERIO BÉLICO EN BOLSILIBRO!”


miércoles, 11 de junio de 2014

¿Literatura Kaiju?


Hace algunas semanas, en uno de los grupos de Facebook de los que formo parte, otro miembro preguntaba sobre la existencia de literatura Kaiju en español. Ello me llamó poderosamente la atención, pues desde niño soy un gran admirador del género en su vertiente cinematográfica, básicamente la más visible y trabajada. Pensando en ello me di a la tarea de investigar al respecto y descubrí, aunque ya lo suponía, que es un tema sumamente interesante. Sin embargo, antes de exponer mis averiguaciones, vamos a ver qué es el género Kaiju.
Kaiju es un vocablo japonés que literalmente significa «Bestia Extraña» o monstruo, más específicamente, monstruo gigante y es una subclasificación de películas de ciencia ficción. A pesar de lo que podría suponerse, los cineastas japoneses no fueron los primeros en estrenar el género en pantalla, el honor le corresponde nada más ni nada menos que a King Kong, quien fue presentado al mundo en el año 1933.

Desde un principio, en comparación a los Kaijus, los humanos no son más que una pequeña botana o cuando mucho, un minúsculo obstáculo a superar.

Veintiún años después, en 1954, nacería el kaiju más famoso de todos los tiempos: Godzilla, el monstruo reptiloide gigante de origen atómico, quien defiende y destruye Japón según lo considere oportuno. Desde que aquel coloso radioactivo se apoderó de la pantalla y de nuestra imaginación, han sido los cineastas nipones los encargados de mantener vivo el género de monstruos gigantes, con algunas no muy afortunadas excepciones, como el caso de la película Godzilla del año 1998, pero otras bastante buenas, como Pacific Rim.

Godzilla, el indiscutible Rey de los Monstruos, a punto de arrojar su aliento atómico.

Bien que mal, el gusto por ver creaturas de grandes dimensiones destruyendo nuestras ciudades arraigo muy profundo y de la pantalla esos súper monstruos pasaron a los comics, figuras de acción, caricaturas y series de televisión e incluso juegos de video. Pero, ¿y la literatura? Antes de responder, me gustaría extenderme todavía un poco más en el tema y darle contestación primero a otra pregunta: ¿por qué nos gusta ese tipo de ficción? ¿Qué hay en esa destrucción salvaje, primitiva y sin sentido que nos atrae tanto?

No todos los Kaiju son monstruos devastadores, algunos incluso pueden convertirse en héroes

Desde antiguo el hombre ha tenido la necesidad de concebir la existencia de seres colosales de apariencia —y comportamiento— monstruoso. Ya en tiempos del Antiguo Testamento e incluso mucho antes, se aceptaba como una realidad incuestionable que seres gigantescos moraban por la tierra y los océanos, tales como el Leviatán y Behemoth de los antiguos hebreos, el dragón Tiamat de los asirios o la serpiente Midgar de los eslavos, la cual era tan grande que podía rodear con su cuerpo toda la tierra, por no mencionar lo que los griegos aportaron al tema.

Una de las muchas posibles formas de Leviathan, monstruo temible que según la tradición incluso los dioses temen.

El Kraken, uno de los más antiguos y famosos Kaijus de todos los tiempos.

Incluso algunos iban más lejos y asumían que la humanidad, el planeta o el universo mismo, provenían de los restos materiales de alguno de estos seres colosales.
Éstas creaturas mitológicas, llamarlas monstruos no es correcto en éste punto, eran asumidas como fuerzas de la naturaleza (deidad) o un evento, en lugar de como animales o bestias con una moralidad definida, es decir, no eran buena ni malas per se, sólo eran. Y cuando eso sucedía, más le valía al hombre no verse en su camino.

Stay Puft, el hombre de malvavisco. Aunque su aparición es breve, es sin lugar a dudas uno de mis Kaiju predilectos.

Conforme el hombre se fue extendiendo sobre los continentes, la creencia en criaturas gigantes terrestres fue apagándose poco a poco por la ausencia de pruebas que sostuvieran su existencia. Sin embargo, por mucho que se explorasen selvas, desiertos, estepas, etc., todavía el hombre lo desconocía prácticamente todo de los grandes cuerpos de agua del planeta, los cuales representan su mayor parte.

¿King Kong? No, es Mytek el Poderoso.

Las serpientes y monstruos marinos siguieron alimentando nuestra imaginación, los antiguos mapas de navegación son muestras fehacientes de ello, y ninguna de estas creaturas gigantes submarinas fue y es tan popular como el Kraken, calamar de inmensas dimensiones que gusta de acechar y devorar navíos, cuyas reminiscencias podemos encontrar en el durmiente Cthulhu o incluso en el mismísimo Godzilla.
  
Una pelea entre reyes.


El desencantamiento el mundo continuó conforme la ciencia y la visión mecánico-objetiva del mundo se imponían y asumimos como una verdad irrebatible que en nuestro mundo no existen esos monstruos gigantes y que la ballena azul, con sus treinta metros de largo, es el animal más grande jamás concebido por la naturaleza.

Cuando se trata de hacer destrucción, hasta un anuncio publicitario poseído es una buena alternativa.

Todo lo anterior es verdad, pero aun así, eso no quita el hecho de que nos gusta imaginar que tales creaturas moran por ahí, ya sea en los insondables abismos oceánicos, en alguna de las muchas capas que componen la corteza terrestre, dentro de un volcán, a bordo de un meteorito o haciendo lo suyo en alguna otra dimensión.

El fondo del océano, ese gran desconocido. Tan enorme que casi cualquier cosa puede morar en él, incluso nuestros mayores temores.

Es sólo ficción y especulación, claro; pero nos encanta imaginar que no lo sabemos ya todo y que la naturaleza todavía tiene sorpresas reservadas para nosotros, algo del todo posible. Mas hasta que algún Kaiju verdadero se revele, no nos queda otra que conformarnos con los que no ofrece el mundo de la ciencia ficción, lo que por supuesto no es poco.

Biollante o ¿qué sucede si mezclamos células de Godzilla, el ADN de una rosa y el espíritu de una joven mujer japonesa?

A los ya mencionados Kong y Godzilla se suman: Gamera y enemigos, Rodan, King Gidorah en sus múltiples formas, Anguirus, Battra, Destoroyah, Gigan, Hedorah, Kamacuras, Kamoebas, Manda, Mechagodzilla modelos I y II, Mothra, Orga, King Caesar, Space Godzilla, Kumonga, Bagan, Baragon, Bagorah, Megaguirus, Biollante, prácticamente todos ellos, excepto Gamera y compañía, creados por el estudio cinematográfico Toho para sus múltiples filmes. La lista crece, no necesariamente en orden cronológico, con personajes como: el Kraken de Ray Harryhausen, The Blob (también conocido como la Mancha Voraz), La mujer de 50 pies, los reptilianos Reptilicus y Rhedosaurus, Zarkorr el invasor, el elusivo monstruo Clover, Mytek el Poderoso (un gorila cyborg gigantesco, personaje principal del comic británico del mismo nombre), Rey Kong (otro gorila gigante, éste perteneciente al anime Capitán Centella), las hormigas gigantes (de la película La humanidad en peligro), Mega Shark, Zilla (el Godzilla apócrifo de 1998), Stay Puft (el último avatar del dios interdimensional Gozer el Gozeriano), Cthulhu, Dagon y similares lovecraftianos, el Gigante de Hierro, los M.U.T.O (de la nueva adaptación de Godzilla), el Chico Lard Lard Donuts (quien en una especial de noche de brujas de Los Simpson cobra vida para destruir la ciudad de Springfield), la mayoría de los Ángeles de Neon Genesis Evangelion, los Kaijus vistos en Pacific Rim, la creatura gigante sin nombre vista al final de la película Evolution, y seguramente muchos más que me eluden, esperando a ser descubiertos en comics, animes (Mazinger Z, por sólo mencionar un ejemplo), películas de serie B y juegos de video.

Rodan, uno de los Kaijus clásicos.

King Gidorah, uno de los más poderosos Kaijus y el más temible adversario de Godzilla.

El Kaiju Gamera volando por los aires gracias a su propulsión a chorro.

Sin lugar a dudas una enorme lista. Pero nuevamente vale hacernos la pregunta: ¿y en el terreno de la literatura? Bien, hay que recordar que el género kaiju es muy visual, su encanto y atractivo está principalmente en «ver» las dimensiones de la creatura, junto con su comportamiento, en comparación a los humanos y sus construcciones, transpolar eso a un discurso escrito puede resultar complicado, más no imposible.

Un encuentro que definitivamente me gustaría ver.

Sí, un escritor habilidoso bien puede narrar una escena, o incluso todo un argumento, de estilo kaiju, con suficiente talento como para que nos sea posible ver lo que ocurre también como si fuera a través de medios más gráficos. No obstante, eso no implica que sea común o fácil encontrarlas, sobre todo traducidas al español o escritas en el idioma.
Me niego a pensar, sobre todo porque tengo motivos para ello, que el género kaiju literario sea despreciado o pasado por alto, y en lugar de ello prefiero suponer que es poco explotado por la complejidad inherente que supone, un obstáculo que como ya hemos visto no resulta insalvable, o por simple desconocimiento del gran potencial que una narrativa de éste estilo tiene por ofrecer.

King Kong en la cima del mundo.

La lista que comparto a continuación es bastante escasa, pero no deja de ser un comienzo y no hay que descartar que en los próximos años (o quizás meses) se incremente.
  • Sherlock Holmes y los zombis de Camford de Alberto López Aroca. No es una obra kaiju como tal, pero hay cierto personaje que la hace aparecer en ésta lista. (se puede adquirir en diversas librerías)
  • Charlie Marlow y la rata gigante de Sumatra de Alberto López Aroca. Nuevamente no se trata de una obra netamente kaiju, pero en ella tiene una aparición estelar uno de los más famosos, quien junto a su disminuida familia tienen un peso importante en la trama. (se puede adquirir en: Tienda del autor)
  • Corazón de Piedra: Hecatombe de Francisco José Palacios Gómez. Ahora sí que nos encontramos ante una obra kaiju de pleno derecho, muy probablemente la primera (y tal vez única hasta el momento) hecha por un autor cuyo idioma nativo sea el español/castellano. (se puede adquirir en: Corazón de piedra en Amazon)
  • "Hemos dejado que los monstruos gobiernen al mundo". Relato corto incluido en el libro Los espectros conjurados de Alberto López Aroca. (se puede adquirir en: Tienda del autor)
  • La isla de la muerte de Raul Montesdeoca. Un texto gratuito en el que un par de sus más aventureros personajes visitan una isla en la que moran algunos Kaijus. Pulp y Steampunk. (se puede adquirir en: Ediciones Dlorean)
  • Cine de monstruos gigantes. 1954/1974 de Gabriel Benítez. Un ebook en el que hace un repaso y análisis de la época dorada del cine de monstruos gigantes. (se puede adquirir: próximamente en Amazon)

Como verán, no he hecho mención de las obras lovecraftianas o pertenecientes a los Mitos de Cthulhu en las que hagan aparición seres gigantescos, esto se debe a que me resulta preferible el dejar que sea cada quien el que determine si Cthulhu y compañía pueden ser consideradas literatura de tipo kaiju o no.

Tal como sucede en Pacific Rim, varios Kaijus surgen de los abismos oceánicos

Aun con eso, es bastante probable que existan otras obras de monstruos gigantes de las que no tenga conocimiento, pero aunque esto no sea así, sé de algunas que se están cocinando y que es probable pronto vean la luz.
Y quién lo sabe, tal vez estemos a nada del nacimiento de un nuevo género, que en realidad siempre ha estado allí, pero que no es sino hasta ahora que comienza a incursionar en el mundo de las letras. 

Dos viejos adversarios.